domingo, 12 de abril de 2020

Fluir

Si ya fue 
la última vez
que te vi
y tal vez
nos debimos
despedir mejor
(con los ojos cerrados,
las manos aferradas 
y nuestras frentes
apenas apoyándose una a la otra), 
quiero que sepas
que aquella vez en la que
—inocentes del porvenir—
tú aprendías a darle vida a las flores
mientras yo arpegiaba raros acordes,
fui feliz, 
fue profundamente feliz,
y sentí 
que por fin
no estaba solo.


(y en verdad te agradezco 
porque así fueron tantos momentos
en los que se casi que se detenía el tiempo 
y vivir valía la dicha).

viernes, 10 de abril de 2020

Apofenia

Los ojos de la tristeza
son especialmente agudos para ver un arreglo de hojas sueltas
como un bosque de los símbolos.

La boca de la tristeza
es especialmente elocuente para dotar de sentido
a lo aleatorio.

Los oídos de la tristeza
son especialmente precisos para escuchar mensajes
en los fatigados efluvios de los púlsares.

lunes, 6 de abril de 2020

Apnea

Desamparado
por el sol de verano
y su silencio cómplice
las olas de un mar picado
me secuestran.

Soy un frágil y temporal arreglo
de moléculas:
la merced del ávido arrebato
con el que las aguas
me llevan a sus entrañas
lo demuestran.

Remolinos de caos
me desorientan
y me condenan
cada vez
más
a lo profundo.

Rayos de luz como espadas
penetrando el receptáculo,
imágenes fractales del cielo,
burbujas que se alejan hacia ellas
llevándose los últimos vestigios
de mis fuerzas.

Y yo
cada vez
más
allí
me hundo.

Y, de repente,
cuando dejo de luchar por una bocanada
y me entrego a la voluntad indiferente
del dios océano,
me doy cuenta que respirar
no era necesario.

Me doy cuenta
de que en el lo más oscuro
del azul acuático
encuentro
la calma
de retornar
a mi verdadera casa.

domingo, 5 de abril de 2020

Boddha

En el aniversario de tu soledad
que yo entonces desconocía
viniste a visitarme anoche
con las palabras de una criatura
amorosa,
aunque anhedónica
y autodestructiva.

Elogiaste la combustión súbita
sobre el desvanecimiento de la llama,
y si bien se le llama nirvana
a la extinción del fuego que emana
del centro de la caverna
de la ilusión
de mi alma,
te ruego que tus próximos susurros
alimenten el calor,
la luz,
la protección,
el poder,
y el refugio
que brotan de esta tímida hoguera
que con esfuerzo trato de mantener viva.

No es necesario que me recuerdes
que todo lo que arde se apaga.

domingo, 29 de diciembre de 2019

DK 22 B 12


Somos ríos.
Somos ríos en los que sobrevienen nuevas aguas.

Somos dichas aguas renovadas
las rocas sedimentadas 
y las almas que van río abajo
llevando la sal al océano. 

Somos los surcos que serpentean 
en una historia invisible para quienes 
por vivir apenas un siglo 
no recuerdan. 

Somos las aguas turbias 
pletóricas de vida 
y las corrientes subterráneas 
que van prístinas al pozo.

Somos la dicha de la cosecha
y la tristeza de la inundación,
la calma sobre la que descansan las hojas
 y la violencia que destruye las piedras.

Somos el murmullo
que crece en remolinos 
escondiéndose detrás del silencio. 

La savia en el pulso de los árboles
la saliva en la boca de los animales. 

El vapor
que alimenta el rocío
impregnando la rivera de frescura, 
ascendiendo en torbellinos al cielo. 

Somos las nubes
y la lluvia.

martes, 29 de octubre de 2019

irreductibilidad

A redes reducido
lo que un sistema complejo
era antes
y las redes separadas
a hebras que se derritieron
en el aire.
Quedó solo una pila de nodos
insubstanciales
que se desvanecieron
al instante.

lunes, 21 de octubre de 2019

erosión

un haz de frecuencias
interrumpe lo homogéneo del silencio
para embellecerlo

difusa presencia
de la palabra que fractura el paisaje
forjando pasajes

en medio del valle
llevando caudales hacia un río fresco
sin ningún esfuerzo

miércoles, 16 de octubre de 2019

Sesgo de supervivencia



Has sobrevivido varias batallas:
te lo recuerdan las heridas que ahora contemplas
aunque no hay tiempo de curarlas.

En el eco de las metrallas
redoblan himnos de guerras perdidas
mientras ves las marcas de las balas
en tu cuerpo y en tus alas.

Antes de la próxima misión,
la intuición que nunca te falla
te sugiere reforzar el blindaje
de las secciones que fueron perforadas.

En ello hay poca razón,
pues, superviviente, no detallas
que debes cuidar de las zonas no impactadas.

Aquellas que se dibujaron en las naves
que jamás regresaron a casa. 

miércoles, 9 de octubre de 2019

miércoles, 11 de septiembre de 2019

Magia horrible

Cuando el mago se convirtió en monstruo
sucedieron las cosas más extrañas:
todos perdieron la cordura
al ver desaparecer las montañas
y las almas de las baladas. 

La dulce espera 
desesperada;
la dulce espera 
amarga.

Cuando el mago se convirtió en monstruo
sucedieron las cosas más extrañas
y de todas la mayor sin duda
el poder de arrancarme las entrañas
conjurando un par de palabras. 

jueves, 22 de agosto de 2019

Casi círculo (conjunto multibrot exponente 14)

Para aliviar mi obsesión por la simetría
debo acostumbrarme a observarte
con una mirada fractal:
cuando ante mí en cualquier posición
un retrato de ti se despliegue
un centro aleatorio
me será suficiente
para que se itere
en catorce desplazamientos periódicos
hasta obtener un giro total
de belleza radial
proyectada hacia el infinito
desde dimensiones decimales.

Quizá así logre reflejar
la estructura del placer que me das.

sábado, 17 de agosto de 2019

Inefable

Desplegó dos mil brazos, dos mil piernas, dos mil ojos; 
mil pechos, mil cuellos, mil bocas, mil cabezas, mil rostros; 
gritó un silencio hermoso
que retumbó como mil truenos
incendiando los temores
de una criatura asustadiza
refugiada en las paredes de su corazón.

Mas la seguridad es una falsa ilusión
y no fue todo estruendo y horror.

Aquel grito fue también poema, 
la canción del coro de los arcanos
que lo rescató,
el remanso tejido en los haces 
y frecuencias
en donde su alma se engendró. 

Más allá del gozo,
más allá del dolor, 
más allá de las palabras
o de aquella visión
más allá de las coordenadas 
que dibujan 
el mundo,
más allá de toda división, 
en donde no hay posible descripción,
donde no existes tú
ni existo yo,
en el uno eterno e indivisible:
más allá
nos encontramos los dos. 

sábado, 10 de agosto de 2019

sábado, 3 de agosto de 2019

nubes cargadas que no llueven

no llueve
pero oigo la lluvia caer
delicada
sobre las aceras
los techos
las ventanas
y las telas de las prendas
de transeúntes desprevenidos
que olvidaron el paraguas

percibo el detalle
de las aguas chispoteando
sobre las baldosas

chispas que eran aire
brumas que eran haces
las rectas se deshacen
entretejiendo
trayectorias curvas
multidireccionales

una inusual familiaridad
me atrae al caos efervescente
que vive allí abajo

gotas como rayos
nubes como mares
ríos de azul eléctrico
recorren mi tórax
con la intención de escaparse

no llueve
pero oigo la lluvia que cae
desdibujando
impresionista
las formas en la calle

se escurren
después de confundirse
por la punta de los dedos
mis colores

y allí veo
un rastro de mí
viajando por los canales
hacia el inframundo

miércoles, 19 de junio de 2019

la disgregación obtenida y la deseada

los lobos luchan entre sí
por desgarrar un pedazo
de mi cuerpo

tiran con violencia de cada lugar
que lograr aprisionar 
con la ansiedad
del animal hambriento
que presiente el invierno

a lo lejos podría parecer
que se esmeran en repartir
recuerdos de mí
en cada coordenada

mientras yo entregado
te miro brillar en el cenit 
deseando que me hubieses abrasado 
en tu núcleo 
durante este mediodía

lunes, 17 de junio de 2019

Ternura

Guayasamín, Madre y niño. 

Sé que eres valiente
y doy fe de lo fuerte que eres:
caerás muchas veces
y te levantarás sin ayuda 
casi siempre.

Sé que no me necesitas
y que no puedo protegerte
de todas las vicisitudes 
del mundo inclemente.

Poco puedo prometerte, 
poco puedo hacer frente
a la crueldad consciente,
frente al horror indiferente.

No escaparás de lo que duele:
de la pérdida, 
el abandono, 
el desprecio,
el olvido,
la enfermedad
o la muerte. 

Pero déjame quererte,
admirarte, complacerte y arroparte.

Eres irrepetible,
déjame retratarte
para recordarte
antes de que la vida se me arrebate.

Déjame ayudarte
e iluminar tus primeros pasos
por el sendero
por el que partirás
más temprano que tarde.

Déjame entretenerte,
déjame darte la atención y el cuidado que mereces
aunque yo no sea suficiente.

Cada consciencia es un milagro
en el que confluye todo accidente
y la ternura es el milagro que hace
que mi fragilidad sea fuerte. 

Déjame protegerte
porque para mí eres el más valioso ser
jamás existente.

Y aunque parezca que todo lazo va a romperse, 
déjame creer que en el amor se trasciende:
atesoraré esos momentos en mi mente
como si la eternidad fuera solo el presente.

sábado, 8 de junio de 2019

Escandente

Levántate
desde tu raíz
agárrate de cualquier rejilla disponible
pero suéltala después
vamos a quemarnos en el sol


miércoles, 29 de mayo de 2019

Thriller

Me espiabas.
Lo sé,
te descubrí un par de veces.

De repente
te dejé de notar,
aunque en retrospectiva
sé que estabas allí
por las pequeñas trampas
que me dejaste.

Disimuladamente
empezaste a escabullirte
pero no noté tu presencia
acechando entre las sombras:
solo apercibí el sabor amargo de las gotas
del embrujo que vertías en el agua que bebía.

Se te volvió costumbre:
te instalaste
sin vergüenza
hasta que fue imposible
ignorarte
y empezaste a configurar
lo que pensaba, sentía y veía
a la medida de tu arte.

No se aún si quieres desalojarme
o si prefieres que sea tu esclavo.

Tomé cartas en el asunto:
Te vigilé,
estudié tus tácticas,
intenté contraatacar.

Aun me resultas impredecible.

Decidí rebelarme,
expulsarte violentamente.

Me entrené,
me hice más fuerte,
resistente,
resiliente,
sincero y asertivo...

Luché.

No pude vencerte.

No me resigné,
seguí luchando,
pedí refuerzos,
y confié en otro poder.

Perdí.

Entonces, sin razón aparente,
hace un par de días te fuiste.
Cuando menos pensaba ya 
que me dejarías en paz. 

La herida que mantenías abierta
empezó a cicatrizar
y pude respirar.
Recuperé mi agencia
sin sentirme un espectador oculto,
separado de mí,
resguardado en mi íntimo refugio.

Una dulce alegría me recorrió como un lento relámpago
cuando sentí que saludé a alguien
con la potestad sobre el tacto de mi mano.

Fue la celebración más imprudente,
fue la más cruel esperanza...

porque volviste.

viernes, 12 de abril de 2019

Habría dicho Filipides

Dejé el alma en el camino
que me trae a esta ciudad
de héroes cuyos destinos
forjarán la posteridad.

En el nombre del futuro,
vuestro auxilio vengo a implorar:
el rumor de un fin oscuro
será pronto una realidad

si no dejamos atrás ya
nuestras viejas diferencias,
si no cancelan el ritual
y nos prestamos las ciencias.

nuestra monstruosa amenaza
no es el gran Imperio Persa
es el tiempo y las farsas
del olvido sin clemencia.