jueves, 21 de mayo de 2015

Apoteosis

Tu nebulosa presencia
me arrastró por los laberintos del dolor
mientras intentaba descifrar tu voluntad.

Y creía saber que mi destino
era abrir las puertas del cielo
mas ahora llegado
al paraíso que has creado entiendo
que yo soy tu espíritu
y que vine para destruir sus sueños  ingenuos
de eternidad.


Publicar un comentario