domingo, 8 de septiembre de 2013

א

el tiempo dejó de existir en este instante
en que la luz del día se rendía
alrededor de tu silueta
y es que lejos de ser una sombra cortante
el fondo y la figura confundidas
olvidaron tu bicicleta
lo bello se reunió a la salida del túnel
lo eterno se asomó por mi ventana
el rigor de las dimensiones que nos unen
en nacientes sentimientos colapsaba
y cada mundo, cada manto, cada fibra
otrora tensos radios del samsara
se enredaron pronto en un pulso de mi vida
como puntos infinitos que te ganas 
Publicar un comentario