domingo, 17 de marzo de 2013

sendero

Recorreré los mismos pasos
hasta que mi camino se grabe en el paisaje
como si la erosión materializara lentamente
el fantasma de mis ganas de verte.

A cada paso yergo un monumento 
a lo inerte.
Y así como la vida se alimenta de la muerte,
mi persistencia convierte
al suelo fértil en un río dorado de arena
que lucha contra un océano verde.
Publicar un comentario