sábado, 24 de noviembre de 2012

thunderbolt



yo que pensaba
que sólo rayos
de las tormentas de Júpiter
podrían revivirme

que se necesitaba
la luz y el calor de mil soles
para atravesar la densa niebla
que hizo que la noche
pareciese eterna

para agitar de nuevo el mar
a cuyas profundidades
se había ido a congelar el deseo

y el viento
que por miedo
se había quedado quieto

que se necesitaba más de 7 Teraelectronvoltios
para reactivar la voluntad electroquímica
de mis neuronas
y reconfigurar mis genes


pero bastó una chispa
y tu ansia desmedida de un milagro

(Variaciones sobre un tema de Björk, II Biophilia, 2011)
Publicar un comentario