martes, 18 de septiembre de 2012

er s

Tú  er s mi ancla a tierra;
yo floto en el cielo a la deriva
tan lejos 
que no tiene sentido decir que estoy "arriba".

Tú  er s mi vínculo con la realidad;
yo siento cada día 
como una versión más
del mismo ridículo sueño. 

Tú  er s mi hogar; 
yo, sin importar el lugar,
no soy más que un forastero. 
Publicar un comentario