lunes, 10 de septiembre de 2012

2

Dos historias
simultáneas
se entrelazan sin tocarse:
la historia de la esperanza y la historia de la tristeza.
Dos historias
paralelas
que convergen en infinitos puntos.
Dos historias
 esenciales
y ninguna vale la pena
Publicar un comentario