jueves, 24 de noviembre de 2011

superstición

Tuve fe siempre en tu milagro,
una suerte de certeza en verlo realizado.
Reservé en mi corazón todo el espacio.
Te esperé tanto...

El milagro está en mí,
en mi sólo
por ti todo, 
me quedé esperando... 


Publicar un comentario