jueves, 24 de noviembre de 2011

para interpretar del mal

Siempre, siempre que alguien haga mal o te desprecie,
imagina que sus actos están causados por el miedo y el dolor.
Asume que hay un ser vulnerable protegiéndose 
detrás de esa máscara de rabia, desinterés e incomprensión.

Le entenderás así como un congénere,
y entenderás mejor a esta triste especie
que hemos de trascender.
El resentimiento fácilmente se convertirá 
en compasión.
Publicar un comentario