jueves, 3 de noviembre de 2011

footjob

Es inevitable perderse en el contraste
e imaginar allí adentro qué se esconde
hipnotizado por un ímpetu de fuego
meto mi imaginación a través del borde.

Tu piel desprovista de aquel manto rojo
no pierde la magia del ritmo 
que parecía ser causado por una maldición antigua
impuesta a tus zapatos.
Publicar un comentario