lunes, 7 de noviembre de 2011

bipulsar

Dos universos generosos en puntos de convergencia
se entrelazaron de tal manera que ambos colapsarían 
si uno de ellos lo hiciera.

Dos universos de pulso sincronizados
que se desvanecen lentamente
porque sus corazones cada vez se toman con más calma
la cuestión aquella del palpitar.
Publicar un comentario