sábado, 22 de octubre de 2011

mecalmas

Yo amo ser tu calma y tu refugio,
tu placer sencillo 
y a la vez la pasión que te lleva 
a inventar subterfugios.

Yo amo ser la casa de tu alma
y que vengas a ella
a probar extraños artilugios.
Publicar un comentario