lunes, 16 de agosto de 2010

asilo

Nos encontramos en camino a tierras inhóspitas,
y en ese territorio desconocido
compartimos un viaje fantástico.
Ahora que te sientes morir en tu exilio 
y quieres volver a tu país de origen,
yo, que no tengo nacionalidad,
me preguntaba si allí adoptan nuevos ciudadanos.

Porque me gustaría visitarte,
pero no sentirme como un extraño;
y quisiera que tú fueras mi guía,
y mío el lugar que estaré explorando. 

Publicar un comentario