domingo, 20 de junio de 2010

¬war

Esto no debería ser una guerra:
la antítesis entre los símbolos
sólo debería resolverse en un eterno
e insaciable acto de lujuria.
Publicar un comentario