martes, 8 de junio de 2010

relleno

No me hagas creer que esto es un secreto
cuando todo el mundo lo sabe
(o puede fácilmente enterarse).
Es tarde, ya no puedo esperarte,
las disculpas no llegaron
y la compasión no fue tu estandarte.


Publicar un comentario