lunes, 31 de mayo de 2010

Magdalena / Yashodara

Mi Magdalena,
jamás cometeré la impiedad
de negar que a través de tu amor
penetran hasta el corazón las lenguas de fuego
del Espíritu Santo.

Mi Yashodara,
jamás concebí la posibilidad
de lograr sagrada iluminación
esquivando algún día flechas y montañas de fuego
apartándome de tu lado.

Publicar un comentario