miércoles, 28 de abril de 2010

01123581321345589144

Eres como un caracol
que lleva su casa a todas partes.

¡Qué caracol ni qué ocho cuartos!

¡Cuánto daría el caracol por desencartarse
y no tener que llevar su casa a todas partes
para estar en su hogar!

¡Cuánto daría el caracol para que su presencia fuese suficiente
para hacer sentir en su hogar a cualquier gusano!
Publicar un comentario