martes, 1 de diciembre de 2009

prenderse

Basta tu nombre para prendarse,
combinación mágica que al pronunciarse
desata intensas fuerzas mágicas
que duermen en mi naturaleza. 

Basta tu aroma para perderse,
fantasmagórica entidad que se desliza
a través de los espacios vacíos
que persisten entre mis tejidos.

{sed}
 

Publicar un comentario