miércoles, 2 de diciembre de 2009

"Drive"

Sí, debería manejar hacia ese firme terreno,hacia las ciudadelas prósperas y seguras que se elevan a la distancia precisa del mar,
del calor y de las fallas sísmicas; pero no, quiero dirigirme hacia las ardientes rocas (resultantes de recientes batallas entre placas continentales) sobre las cuales se baten las más violentas olas; quiero manejar hacia el riesgo. Pero tienes razón en que nunca debí haber dejado manejar al miedo, él debe ser simplemente uno entre tantos otros pasajeros.
Publicar un comentario