jueves, 29 de octubre de 2009

del limbo

Un rayo de luz,
el perfume de una rosa azul
o el fulgor de un horizonte de promesas:
algo debería envolverte haciéndote un nudo fuerte,
luego halarte con violencia y, así,
sacarte de aquí.
Publicar un comentario