martes, 8 de septiembre de 2009

sobre la ceguera

Espero por ti,
bajo un sol italiano,
a pantalla completa,
casi invisible,
aunque sin ninguna reserva.
Estoy acechando la estructura del mundo
a la caza de una canción perfecta
que pueda explicarlo.

Cada segundo en tu ausencia,
carece de todo,
de luz, de sombra,
de forma y de fondo.
En la plenitud nada es diferenciable,
nada es perceptible.
Sin ti me siento pleno,
pero me vuelvo ciego.

Y no hay nada que prefiera más que verte.
Publicar un comentario