sábado, 5 de septiembre de 2009

germen

Algunas de tus palabras son gérmenes del bien,
cada una de ellas puede ser como una diminuta semilla
que, pasados los lustros, termina siendo el ancestro
de toda la vida del bosque.
Pero otras pueden ser gérmenes del mal,
como un virus que se inocula en un organismo
y que si no es tratado de inmediato,
podría carcomer todo lo que hay vida en él.
Publicar un comentario