domingo, 13 de septiembre de 2009

71568' / 1192.8h / 49.7d / 1.65m

La inspiración que precede al compromiso,
la voluntad expresada en la promesa,
el deseo que se impone sobre el deber,
son tan nobles como espontáneos,
son tan libres como el verdadero amor.

Si este tipo de decisiones
surgen si nos dejamos llevar por nuestros impulsos,
¡qué alegría!...
¡somos espíritus superiores!...
¡somos niños artistas reinventando con inocencia
los valores!
Publicar un comentario