miércoles, 26 de agosto de 2009

impsble

Apenas un instante
y ya está la vida,
apenas un deseo
y ya está la herida
de la distancia,
el límite impasable,
el tacto impensable,
y el gozo imposible.

Y, aun así,
apenas un instante
y vino la alegría.
Publicar un comentario