martes, 26 de mayo de 2009

agujeros negros

un sentimiento oriundo
de un bosque de otoño,
presa de la leve naúsea,
de la intermitencia,
y cansado de la usada metáfora
de los agujeros negros,
decidió que aquel denso fuego negro
que lo estaba consumiendo
no era más que el receptáculo
en su más simple pureza.
Publicar un comentario