martes, 16 de diciembre de 2008

exogaláctica

Una de mis constelaciones favoritas -coordenadas MC1R 81202786-  está compuesta por seis estrellas de gran magnitud.  Se llama "nueva luna" o "dulce cuna" y hace parte del supercúmulo Bela vizaĝo.  Esta constelación no brillla, como brillan las galaxias gemelas de aro,  pues sus astros son de materia oscura.  En el contraste con el níveo gas interestelar reside su belleza.  Una anomalía gravitacional de color rosa eléctrico hace que todos los fotones alrededor oscilen por sentirse tentados a reflejarse en su límite exterior,  fenómeno que resulta virtualmente inexplicable considerando además la aparente baja densidad de su centro de masas.

2 comentarios:

Eileen dijo...

Duerme un poco, yo anoche soñe con esos colores que describes, conectaste mi exogaláxia a la tuya?
un beso niño bonito, y recuerda... duerme un poco

Sergio Andrés Henao López dijo...

Qué curioso, los sueños de todo el mundo se están conectando por estos días. Deben estar abiertos los portales del inconsciente colectivo.