miércoles, 10 de septiembre de 2008

pitagórico

Serpenteo por las calles calculando la longitud de la hipotenusa que se tiende entre mi destino y mi presencia.

1 comentario:

Diego Niño dijo...

Corto y conciso… dos virtudes inherentes en los estudiosos de las matemáticas (quizás seas uno de ellos).

¡Excelente poema! ¡Felicitaciones!