lunes, 29 de septiembre de 2008

09-29

Al igual que el invierno,
la melancolía hoy aparece 
como si fuera parte de un ciclo,
no más.

Al sentirla llegar yo pensaba que le había llamado;
pero me doy cuenta de que simplemente
le gusta pasar.

A través del dolor, que es su cuerpo,
se ve la belleza en su más pura realidad.
Publicar un comentario