viernes, 17 de agosto de 2007

Komatiito

Cierra los ojos, atiende a tu tacto,
recorre el contraste de mis superficies con tus manos.
Intenta en mi piel percibir la gama de grises
sin mirarlos.
Olvida lo otro, excepto al pasado:
que mi ser sea lo más mágico que jamás hayas tocado.
Publicar un comentario