viernes, 5 de mayo de 2006

[05-05]

Con el brillo de la lluvia de la noche
las ondulaciones marcadas sobre la acera
dan la impresión de ser olas verdaderas.
Publicar un comentario