sábado, 18 de febrero de 2006

Experimento mental

Dime: si fueras invisible
y tu ser estuviera encerrado en el interior de un cubo perfecto,
cuyas cuatro caras internas son espejos, ¿qué verías?
Bueno, me dirás que nada, porque estaría totalmente oscuro
(si es un cubo perfecto y sus caras internas son espejos,
entonces su exterior sería negro y no pasaría la luz).
Pues bien, supón entonces que por alguna razón
-no importa cuán absurda-
el interior de este cubo está iluminado:
¿qué verías? -Seguramente nada...
pues la percepción de un rayo de luz reflejado infinitamente
en una figura perfecta sería completamente homogénea,
tan homogénea como lo es la percepción del oscuro negro
que constituye la oscuridad
(dicho mejor eso no es realmente una percepción).

¿A dónde nos conducirán tantas especulaciones?
¿Qué es lo que se ve entre tantos espejos?
¿Qué es lo que es aquello que eres tú?

No hay comentarios.: