jueves, 16 de febrero de 2006

[16-02]

Pueden pasar días sin siquiera nombrarle;
pero nos afecta aún la misma causalidad correlativa.
Publicar un comentario