jueves, 25 de agosto de 2005

[25-08]

No soy alguien para tí,
ni siquiera distingues mi rostro,
ni mi voz.

Soy tan sólo el lugar donde vives,
soy el resguardo de tu permanencia...
he aquí el motivo de tu amor.
Publicar un comentario