miércoles, 1 de junio de 2005

Sentimientos efervecentes

La fuerza de tu espíritu es análoga
al ímpetu de nobles corceles:
capaz de gozar de la libertad y la velocidad,
así tanto como del enfrentar y el defenderse.

Lastimosamente
-yo digo que mejor "benditamente"-
para definirte no es suficiente
con delimitar el conjunto
de tus sentimientos efervecentes.
Publicar un comentario