martes, 15 de marzo de 2005

Transparencia

Como se siente cuando uno es casi totalmente translúcido,
excepto por una opaca particula de karma,
y con un agujero negro en el pecho,
que devora todas las esperanzas,
como se siente uno así,
así me siento hoy yo.
De la misma manera en que es ignorado el viento por quien intenta ver,
cuando aquél pasa y este difícilmente lo nota,
de tal manera me siento yo abandonado por el ser.
Abrázame Providencia,
ampárame Transparencia,
que desde el día de hoy y para siempre he quedado yo en tus manos.
Publicar un comentario