viernes, 1 de octubre de 2004

Elementos

Soy un conjunto transitorio de partes o efectos particulares de las divinidades. No es que haya fuerzas divinas y trascendentes que yo no puedo controlar y que, en tanto que actúo dominado por ellas, no soy culpable ni consciente de lo que ellas hacen conmigo, es que si hay algo que pueda llamar "yo" es esta organización con propiedades emergentes de fuerzas de la naturaleza. No me separes radicalmente del mundo, ni de tí, que todos estamos hechos de los mismos elementos, lo único diferente es la armonía particular que emerge en cada según la proporción en la que se hallan los elementos. La inocencia y la culpabilidad son categorías carentes de significado real.
Publicar un comentario