sábado, 11 de septiembre de 2004

[ohon]

Esta noche estoy afuera, y tú justo en el umbral.
Esta noche estoy afuera, y el calor te hace temblar.
Esta noche no quisiera dejar de verlos brillar.

Reflejan la esperanza por lo que llegará, con un dulce miedo de fondo, como el oscuro tinte que permite que veamos toda esa luz en los espejos. No quisiera dejar de verlos brillar. Estamos aplazando el instante del retorno a la humedad. Adivinarás que adivino lo que adivinas, que justo aquí hemos fundado una nación azul. Mi voluntad coincide con el ritmo y las pausas de lo que sucede. Mi alma es el arma con la que te despedí a la guerra, y yo me pierdo en esta noche ya sabiendo que el intento de la belleza por penetrarnos no da tregua. No da tregua. Cómo palpita tu valentia, cómo palpita en esta noche en la que estoy afuera, y tú justo en el umbral. Esta noche estoy afuera, y el calor te hace temblar. Esta noche no quisiera dejar de verlos brillar. Esta noche cualquier pausa es un excelente lugar.
Publicar un comentario