miércoles, 9 de junio de 2004

SALAM TSAIH

Ora fuerte, ora fuerte ahora, por largas y largas horas, para que no puedas respirar cada vez que te escapas, para que no puedas sentir mientras te agrietas, para que no vuelvas a dejar tus rastros sobre la lava. Ora fuerte, ora fuerte ahora, por largas y largas horas, para que no olvides tu nombre cuando te marchas, para aprender la ciencia de ocultar tu presencia y para no volver a ser etérea. ¿Quién eres tú si has dejado todas las migajas que te constituían desperdigadas por el planeta? ¿Quién eres tú, sino un conjunto de migajas que otros han dejado caer en tu cesta?

No hay comentarios.: