domingo, 13 de junio de 2004

Inexpresividad y transparencia se conjugan en los efluvios de tu vacía y superficial esencia. Quisiste llorar, pero no pudiste: sólo puedes llorar durante los sueños grises. Quisiste querer,y lo dijiste: quisiste entregar tu alma a la dulce muerte.

No hay comentarios.: