martes, 30 de marzo de 2004

Finitud e Infinitud

Nosotros mismos, mi pequeña, somos los misterios de la creación: podemos tomar esa Nada que nos ha sido dada y transformarla en una fuente inagotable; podemos repetir, en pequeño, la historia de lo grande. Podemos soplar a través del vacío existente entre nuestro cielo y nuestra tierra para producir hermosos sonidos. Podemos entregarlo todo siendo pobres… y así enriquecernos. Podemos dar. Podemos amar. Una noche de éstas te seguiré contando la historia de nuestra libertad, por ahora vete a dormir que ya es muy tarde y tus hermosos sueños están aburridos de esperarte.
Publicar un comentario